La antigГјedad sobre las ‘swingers’ disminuye y no ha transpirado se amplГ­a la variedad de la oferta sobre las locales

La antigГјedad sobre las ‘swingers’ disminuye y no ha transpirado se amplГ­a la variedad de la oferta sobre las locales

MANSIГ“N CON PISCINA

Training nunca serГ­В­a el Гєnico club de campanillas de ‘swingers’ que se encuentra en la zona superior. Oops!, abierto hace tres aГ±os de vida en una mansiГіn de la avenida AnglГ­ con pileta y suntuosa escenografГ­a, compite tambiГ©n por el cetro del glamur en el sector.

Otros clubs con menor pretensiones aplican polГ­ticas sobre admisiГіn menor estrictas y proporcionan cabida a prГЎcticas que chocarГ­an en las clubs mГЎs puristas. Las valores de las entradas, comparados con las sobre la regiГіn alta, son ‘low cost’. Charlie PrivГ©e, en la Meridiana, organiza maratones bisexuales sobre 18 horas en las que podrГ­ВЎn entrar hombres solos y casi al completo estГЎ permitido invariablemente que no sea forzado.

LA BANDERГЌA MODERNA

Al final, los principios y normas que rigen el ambiente ‘swinger’ nacen sobre la transgresiГіn de estas reglas sobre la pareja monГіgama. Un arquetipo que bien no goza de la hegemonГ­a sobre ayer, mismamente que da la impresiГіn racional que otros modelos sobre orientaciГіn sexual o identidad de gГ©nero AdemГ­ВЎs exploren vГ­as para agregar el sexo igual que actividad recreativa. Continue reading